Abueno

Un placer contar con tu presencia en nuestra casa, ¡tu casa!

Somos una joven empresa de creación de cajones flamencos, y nuestra andadura como tal comenzó a finales de 2010 de la mano de Antonio Bueno, quién da nombre a esta casa, ABueno.

Carpintero Ebanista de profesión y con más de 25 años de experiencia en el mundo de la madera, ha conseguido compaginar su oficio con su afición como percusionista, que desde niño lleva disfrutando. El primer cajón que realizó fue precisamente para usarlo en su grupo de música y desde ahí no ha parado hasta hoy.

Gracias a esta mezcla nació “ABueno percusión artesana”.
Y te preguntarás ¿porqué denominarla “artesana”?


Pues se debe a que el proceso de creación es totalmente artesano, cuidando y mimando al máximo nuestro cajones como si de una pieza de arte se tratase, y es que no solo los vemos como un instrumento, sino que intentamos crear unos cajones con personalidad, donde los diseños sean más que una mera decoración, sean la esencia de la filosofía de ABueno.

Todos los cajones son creados por nuestro Artesano Luthier, Antonio Bueno, y en ellos plasma toda su experiencia y buen hacer para que el percusionista disfrute al máximo de nuestros cajones flamencos.
Una filosofía de compromiso con el mundo del cajón, la de ayudar a hacerlo cada vez más grande dentro de la familia de los instrumentos de percusión.

Por ello, no cesamos en nuestro empeño de mejorar e investigar cada día, y no nos conformarnos con lo que ya tenemos, sino que intentamos ir más allá. 
Consiste en disfrutar cada vez que creamos un cajón ABueno, porque sabemos que ese cajón formará parte esencial de la vida de un percusionista y que será parte de sus sentidos, que se complementarán como si de una misma cosa se tratase.

Y para ello tenemos unos objetivos muy claros para nuestro Presente y Futuro. 
Nuestro carácter inquieto e inconformista hace que continuemos investigando para seguir mejorando nuestros productos y así conseguir crear cajones flamencos cada vez mas avanzados y complementar lo ya existente.

Con un Presente donde se le pueda añadir a un cajón ABueno, un plato o una caja y hacerlo parecer una pequeña batería (Drum set)…con un presente donde toques un güiro flamenco en la misma tapa de golpeo… o regules la potencia y frecuencia del cajón con un sencillo gesto (CAT).

Un presente donde no tengas que dejar de tocar para afinar tu Cajón Flamenco ABueno y con un solo dedo ajustes el sonido que necesitas en ese momento. 

Un presente donde los armónicos los puedas controlar tu a ellos y no ellos a ti (MCA). Un presente, donde tú tengas la posibilidad de elegir tu propio diseño y personalizar tu cajón…un presente lleno de futuro, así es ABueno, ¡pura Fusión! 
Gracias por dejarnos compartir nuestras inquietudes.

Antonio Bueno

Antonio Bueno

La Filosofía ABueno

Queremos que nos conozcas más profundamente, y que mejor manera, que transmitirte nuestra filosofía y forma de pensar.

Para nosotros es una suerte poder realizar este trabajo, en el que ponemos toda la pasión y damos rienda suelta a la creatividad, por eso cada día es diferente y especial.

En ABueno, tenemos claro cuáles son las prioridades de nuestra empresa, ya que tenemos una visión muy personal sobre la relación que queremos tener con nuestros clientes. Nuestro fin no es vender un artículo y dar por concluido el trabajo, sino el ofrecer un trato directo y personal a cada amig@ que decida unirse a la Familia de Cajones Flamencos ABueno, e incluso mantener el contacto, siempre que la persona lo desee. De esta manera podemos conocer de primera mano cuales pueden ser las necesidades de cada cliente y así valorar con más precisión si tenemos que mantener o mejorar detalles del producto, para conseguir acercarnos a la excelencia, y de esa forma salir beneficiadas ambas partes.

Nuestro crecimiento es continuo, al igual que la investigación en nuestros productos, por eso cada día intentamos darle ese plus de mejora a cada pieza, para crear instrumentos más precisos, con un sonido cada vez más definido, cuidando extremadamente los acabados, aumentando la calidad y no prestando atención al tiempo invertido en cada creación, sino buscando la satisfacción del trabajo bien hecho y la de ver a cada persona disfrutar con su instrumento, esa es sin duda, la mayor recompensa.

Nuestro objetivo es conseguir que cada cajón llegue a ser una extensión del músico y que la compenetración entre instrumento y persona, sea la deseada. Si conseguimos llegar a ese punto, el cual es nuestra meta, nos damos por satisfechos.

Parte fundamental para poder conseguir nuestros objetivos, es la de no trabajar en serie, sino la de crear el cajón flamenco, como si del último se tratase, dándolo todo desde la primera pieza hasta el afinado del cajón.

Trabajamos artesanalmente, y como bien dice la palabra, es un Arte, Sano.